A FLOR DE PIEL

A FLOR DE PIEL

Y entonces todo empieza, empieza ese proceso de creación donde los nervios están a flor de piel y parece que nunca llegará el momento de ver el resultado, un resultado con el que soñabas y ahora puede ser realidad.

Pero el tiempo no se detiene y llega, llega ese día en el que ves tu vestido por primera vez y junto a tu familia la emoción te invade, una emoción libre e incontrolable que para todo nuestro equipo le da sentido a nuestro trabajo.

Cada lágrima de felicidad forma parte de nuestra historia.

 

 


NoticiasMás noticias